casos de exito

José Solano Zamora

 Leer más


Powered By: Crafty Syntax
Nacionales

//

Es Usted un ....

Florencio Marchelli [ Ver perfil ]

Es Usted un Emprendedor en Potencia?

Ya sea Usted dueño de una empresa o que sueñe con tener una propia, comparte con millones de personas un mismo sueño: Alcanzar la tan preciada Libertad Financiera que le permita hacer que el dinero trabaje para Usted.

La diferencia entre quienes se quedan eternamente en el sopor de ese sueño y los verdaderos Entrepreneurs (Emprendedores en inglés, aunque el término tiene un origen francés) radica en que los primeros no hacen nada al respecto y los segundos le hicieron Click al link que decía “Leer más...” como lo ha hecho Usted.

De modo que, Felicitaciones!... ese pequeño paso puede ser otro gran salto para la humanidad y lo bueno es que puede que su huella dure lo mismo que la de Neil Armstrong.

A lo largo de las eras, y tal como dice Robert Kiyosaki (“Autor de Padre Rico – Padre Pobre”, Robert para los amigos) la humanidad ha estado dividida en tres grupos de personas:

a) Las personas que hacen que las cosas sucedan
b) Las personas que observan lo que sucede
c) Las personas que preguntan: “Que sucede?”

En mis años de experiencia he descubierto que no hay nada más frustrante que empujar un elefante pues, si el tío no quiere moverse, simplemente pierdes tu tiempo y tu energía.

Lo mismo sucede con las personas y sus vidas, hasta que un indivíduo no se decida a tomar las riendas de su destino y dejar de boyar a la deriva , no hay mucho que pueda Usted hacer por el.

Pero, del mismo modo, una vez que alguien realmente se decide a pasar a la acción con verdadera pasión, no hay fuerza en el universo capaz de detenerlo.

Para éstos últimos ha sido escrito este artículo; para quienes ya han dado su primer paso, debido quizá a la curiosidad o a ese deseo persistente de dejar de recibir órdenes y empezar a ser quien marque el camino a seguir.

Muchas personas se encuentran en el momento de inflexión al que todos nos asomamos cuando subimos por primera vez a un trampolín en una piscina: Ya hemos tomado la iniciativa, pero ahora la cosa parece distinta a como se la veía desde afuera, ahora la cosa parece mucho más peligrosa que antes.

Es el momento de decidir si volvemos sobre nuestros pasos para acurrucarnos en nuestra toalla al abrigo de un sol que parece mucho más amistoso para vivir el resto de nuestras vidas preguntándonos que habría pasado si lo hubiésemos hecho.

O bien podemos simplemente saltar y hacer nuestro mejor papel para averiguarlo.

El resultado siempre será incierto, pero seguramente han visto más hombros rojos por estar al sol que panzas rojas por haber hecho un mal acuatizaje.

Una de mis pasiones es volar en parapente y todo el tiempo me encuentro con gente que afirma que es demasiado arriesgado para ellas, que no es el tipo de deporte que les gustaría practicar, que prefieren quedarse en tierra firme.

Pero como todo, es sólo cuestión de perspectiva.

Por un lado, y sobre todo viendo los nuevos morbo-shows sobre accidentes en bicicleta, skate, autos y motos, es fácil llegar a la conclusión de que todo eso es sumamente peligroso. Por otro lado, y si lo analizamos muy bien, siempre se trata de dos posibilidades:

a) Incapacidad
b) Temeridad (que es cuando vamos más allá de nuestra verdadera capacidad de tener control sobre las cosas)

Cuando escuchamos que hay 43,000 muertes por año en Estados Unidos y otro tanto en Europa, sería fácil llegar también a la conclusión de que los autos son más peligrosos que las guerras.

Ahora bien, jamás hemos escuchado que se hayan estrellado 2,000 aviones de pasajeros en un año y verdaderamente no hemos llegado a esa cifra ni siquiera en los poco más de 100 años que tiene la aviación y sin embargo sería la cantidad de accidentes aéreos necesarios para igualar la cantidad de muertes por accidentes de tránsito.

La respuesta al porqué de esto es brutalmente simple: Nadie le entrega los controles de un avión a un pricipiante, a un inconsciente, a un loco o a un borracho y estos son “casi” exclusivamente los responsables del 95% de los accidentes en vehículos sobre ruedas.

Claro, dirán algunos volviendo al tema de los emprendimientos, pero el 95% de las nuevas empresas desaparecen al cabo de los primeros 5 años, y muchas de ellas están en manos de personas verdaderamente preparadas.

La pregunta es: Es así realmente? Están los emprendedores preparados para iniciar un negocio.

La respuesta es: Claro que si!! El 5% de ellos.... que son los que tienen éxito!

La vuelta a los orígenes, el Kinder del Emprendedurismo

En la historia de la humanidad, los seres humanos hemos sido independientes por milenios, incluso durante la Edad Media en la cual debíamos trabajar gran parte del año sólo para pagar los impuestos del Rey o el Señor Feudal que cuidaba de nosotros.

Al comenzar la era Industrial, con la llegada del capitalismo, comenzó a ser más redituable tener a grandes masas de trabajadores haciendo tareas monótonas y poco creativas. Se inventó la línea de producción.

Esta tendencia se ha mantenido por más de un siglo con ligeras variaciones que han tenido como principal consecuencia la des-culturización de una raza humana antes emprendedora y ahora acostumbrada a recibir beneficios adicionales a su trabajo en muchos casos protegidos por estructuras sindicales que ahora se confrontan con una realidad totalmente ajena a las ideologías: Se trata de un modelo insostenible.

Mientras que luego de la segunda guerra mundial se dio lo que en Estados Unidos conocimos como el Baby-Boom, era relativamente simple que la creciente fuerza laboral y una economía que posicionaría a ese país (al igual que otros europeos) como una potencia económica mundial, sustentaran toda una batería de beneficios durante los años laborados y luego de retirarse en lo que diera en llamarse el “American Dream”.

Paralelamente, en muchos otros países teníamos economías subregionales que permitían que el estado asumiera un rol paternalista protegiendo también a estas generaciones de trabajadores que, hasta nuestros días, conservan la idea de que no hay nada mejor que trabajar para el estado por todos los beneficios que se tienen.

Lamentablemente, ese sueño de opio hace rato que ha llegado a su fin gracias a políticas neo-liberales que promulgan el paso de gran cantidad de empresas estatales a la esfera privada.

Esto tiene dos consecuencias directas:

Por un lado las arcas estatales ya no tienen gran cantidad de “cajas” a las que echar mano para solventar los gastos que la burocracia (conjunto de empleados públicos) demanda y eso lleva a grandes despidos masivos a nivel de los gobiernos centrales y los provinciales que deben responder a una impostergable reducción del gasto público.

Por otra parte, las empresas privadas mucho más exigentes cada día, están recurriendo a mano de obra más barata en las nuevas generaciones de jóvenes que necesitan armar sus bases de experiencia y esto ha dejado a millones de personas por encima de los 40 y 50 años sin un empleo estable como le habían prometido sus padres y la sociedad años atrás.

Adicionalmente, la incursión de las mujeres en el mercado laboral ha duplicado la oferta de mano de obra en tan sólo 60 años, pasando a ocupar posiciones de alta responsabilidad y con un alto grado de compromiso y eficiencia.

Si consideramos que la expectativa de vida de un ser humano se ha ampliado en un 30% en los últimos 100 años y si a esto le sumamos que la tasa de natalidad ha disminuído a mínimos alarmantes en los últimos 30 años, llevando a europa a tener índices de crecimiento poblacional negativos que han obligado a algunos países a revertir sus políticas migratorias para pasar a facilitar el ingreso de extranjeros.

Como consecuencia, la otrora pirámide poblacional ha pasado a ser una inestable “Torre de Pisa” que ya no tiene una ancha base de personas en edad productiva en condiciones de mantener a una reducida cantidad de personas en edad de jubilarse.

Al haber mayor cantidad de personas que viven muchísimos años más que antes, algunos países han comenzado (tarde a mi entender) a aumentar las edades de retiro y a incluir nuevamente al sector privado para cambiar el modelo de jubilaciones pasando de un modelo solidarista a uno capitalista que no dependa del flujo de retenciones jubilatorias para sustentar a la creciente masa de retirados sino que recurra a la conformación de fondos de inversión para la generación de rendimientos.

Esto ya no es una tendencia ni algo que comenzará a verse dentro de muchos años.

Es ahora, y aquí.

Por sólo seguir con el ejemplo, los millones de Baby-Boomers han comenzado a entrar a su edad de retiro y esto hará colapsar a lo que queda del modelo solidarista en Estados Unidos, donde las corporaciones ya no pueden sustentar el peso de tal carga y el gobierno ya está hablando de un crack del sistema.

Muchos no logran comprender las implicancias de todo esto pero, definitivamente, la realidad nos está obligando a abandonar el modelo proteccionista y pasar a uno independiente.

Definitivamente, cada día es más evidente que debemos abandonar el Kindergarden de los Empresarios y pasar de un sólo golpe a hacernos cargo de nuestros destinos como Personas, como Empresas y como Países.

La globalización no toca a la puerta, la patea con toda su fuerza. Y es mejor estar preparados.

La Clave: Capacitación

Como decía antes, para que le entreguen el mando de un avión, uno debe hacerse piloto ANTES de subirse. Pero no sólo eso, a ningún piloto lo dejan despegar si no sabe EXACTAMENTE cual es su destino, sus escalas, su tripulación, cómo esquivar a los otros aviones, sin que los pasajeros estén identificados uno por uno, que el avión tenga suficiente combustible y que la máquina esté perfectamente operacional para volar. Incluso con todo esto, a veces le prohiben despegar porque el Clima no es propicio.

De manera extraña, muchos creen que pueden subirse a una empresa propia, encender los motores y simplemente despegar sin dedicar siquiera un rato a pensar cual es el destino, la trayectoria, quienes son los clientes, si tiene suficiente capital como para llegar al menos a la primera escala, quienes conforman el equipo de trabajo, cómo evitar a la competencia y si el modelo de negocio es o no apto para que sea autosustentable.

Y para peor, la mayoría ni se cuestionan cual es el Clima de Negocios que hay y cuales pueden ser las consecuencias si cambia el viento o se pone oscuro y lluvioso.

Ahora queda mucho más claro porqué el 95% de esos despegues no son más que temerarios “Saltos de pollo” que terminan en un montón de huesos, ilusiones y amistades rotas.

Ahora bien, cual es la solución?

Respuesta: Entrenamiento de Pilotos. La capacitación en las técnicas y habilidades necesarias para que una persona se convierta en un “As de los negocios”

Seguramente estarán pensando en que una buena carrera de Administración de Empresas es la respuesta absoluta, pero.... sin que se me ofendan los Administradores... Aplican restricciones.

Esto, para verlo desde una perspectiva conceptual, sería como creer que porque alguien estudió Psicología no va a tener problemas psicológicos o porque alguien sea abogado no va a tener problemas legales.

Convengamos en que la sabiduría popular tiene mucho que enseñar.... y como dicen: “En casa de Herrero, cuchillo de palo”

Lo que he visto a lo largo de muchos años es gran cantidad de Genios (literalmente hablando) en administración que trabajan para otros porque no han encontrado un proyecto que les interese como para lanzarse a hacerlo.

La verdad sea dicha: A todos nosotros nos entrenan para ser empleados y a ninguno para ser Empresario. La educación actual sigue tan indemne, impune y rígida como hace 40 años atrás, lo único que ha cambiado de ese “Modus Operandi” es el nombre de algunas materias nuevas, más tecnológicas y aggiornadas pero bajo metodologías amparadas por una filosofía de fondo idéntica.

El problema de la mayoría de los egresados universitarios es que salen a un mundo de no-oportunidades y lo peor es que nunca les explicaron qué es un Emprendedor y cómo debe hacerse.

Claro que hay ambiciosos proyectos de Incubación de empresas en Costa Rica que pueden ser el canal a seguir de ahora en más.

En uno de ellos participé indirectamente en la consecusión de fondos de organismos multilaterales y del otro puedo decir que la seriedad de quienes ayudaron a prepararlo (uno de ellos antiguo compañero mío de consultorías con la United States Agency for International Development - USAID) no puede menos que garantizar que sea un éxito, sobre todo porque cuenta con el respaldo y prestigio del Instituto Tecnológico de Costa Rica.

Pero entonces la pregunta pasa a ser: Será suficiente?

La respuesta es: Definitivamente no.

Tanto Costa Rica como el resto de América Latina se confrontan a un desafío sin precedentes en el cual los Emprendedores deberán tomar el protagonismo de una vez y para siempre.

Ahora bien, qué tal si existiese un Grupo de Inversionistas que están a la búsqueda de pequeños proyectos para darles financiamiento, apoyo estratégico, guía técnica, capacitación y hasta consejos de los mejores Coaches?

Claro!... lo que pasaría es que tendríamos nuestra propia Escuela de Pilotos que, además de la licencia, pondría el avión y parte de la tripulación de cabina.

Ese grupo existe, se llama X-Crowd y está buscando pilotos con muchos horizontes por explorar.

Será que realmente eres un Emprendedor en potencia y ha llegado tu momento de buscar otros cielos?

Florencio Marchelli

PD: Por información sobre X-Crowd escribir a info@x-crowd.com





Categorías

¿Sabes con quien estás tratando?
Es frecuente que en el día a día, en nuestra labor de gestión  ...(Más)
Miguel Martínez
LATINOAMERICA: Turismo Médico
Hoy se presenta para nuestros países centroamericanos la oportunidad de captar... ...(Más)
Dr. David Yrigoyen Machado
Emprender en Tiempos de Crisis
El mundo está en crisis? Si. Cuando saldremos de la crisis? Cuando .... ...(Más)
Maximiliano De Muro
Coaching
Si su empresa está en problemas, muy probablemente.... ...(Más)
Florencio Marchelli